PÉRDIDAS DE PREÑEZ Y SUS CAUSAS

Por: DANIEL MOLANO M.V

Medico Veterinario - Especialista en Reproducción Bovina

 

 

A lo largo del presente texto, cuyo objetivo principal no es otro que hacer un breve esquema, y si se quiere, presentar el estado de la situación actual en materia de pérdida de preñez junto con sus causas, se hará un rápido recuento de los indicadores que permiten sentar un marco sobre dicha problemática, para posteriormente señalar cuales son las principales causas que la ocasionan.

 

Dicho lo anterior, y teniendo presente que la industria láctea es dependiente de la eficiencia reproductiva, es preciso señalar que factores tales como la falta de concepción, la detección de estro, y las pérdidas de preñez, determinan directamente la eficiencia reproductiva en lo hatos lecheros, y consecuentemente repercuten en la industria láctea.

 

Son varios los estudios que muestran que los resultados de fertilización en vacas de leche, oscilan entre 56%, hasta 88% en algunas ocasiones, indicadores, que a su vez vienen demostrados mediante la recuperación de embriones viables recobrados al día 6 post-servicio mediante lavado uterino, de los cuales, es preciso señalar, algunos de ellos dejan de ser viables para el desarrollo de la preñez.

 

En lo que atiene a la incidencia de pérdidas de preñez en vacas lecheras, hay que recalcar que ésta guarda relación directa con el momento en el cual es realizado el diagnóstico de preñez, esto es,  la palpación o la ecografía.

 

Las pérdidas embrionarias pueden apreciarse a partir de tres momentos en particular, el primero de ellos es la pérdida embrionaria temprana, la cual ocurre antes del reconocimiento maternal de la preñez, esto es, desde el día del servicio hasta el día 14 luego de éste. El segundo de ellos es la pérdida embrionaria tardía, la cual tiene lugar entre los días 24 y 42 de la gestación.  Y finalmente se identifica la muerte fetal, que viene a tener ocurrencia luego del día 42 de la gestación. Ahora bien, con relación a las fases ya señaladas, se ha logrado identificar que las pérdidas embrionarias y fetales llegan al 60% de las gestaciones totales, sin embargo, a su vez se rescata que la mayor pérdida de preñez ocurre antes de los 50 días de la gestación.

 

La totalidad de las cifras anteriormente descritas sirven como indicador de lo que sucede diariamente en los hatos lecheros, y permiten a su vez explicar la razones por las cuales algunas vacas repiten cada 21 o 24 días, habiendo ocurrido ya la fertilización, pero no el reconocimiento maternal de la preñez.

 

Imagen que contiene hierba, vaca, árbol, exteriorDescripción generada con confianza muy altaDe la misma manera, en algunas ocasiones ocurre que las vacas se sirven pero no ciclan nuevamente si no hasta el día 30 o posterior, lo cual, es un posible indicio de que efectivamente hubo preñez, pero se perdió con posterioridad al día 14. En ese orden, se presentan muchos otros casos en los que es posible identificar que la vaca no vuelve a ciclar sino hasta el día 40 o 50, vacas que, en varias oportunidades son identificadas con preñez y entran en celo unos días después del diagnóstico que se realiza por palpación o por ecografía.

 

Vale señalar, antes de entrar en los pormenores que revisten las causas particulares que dan lugar a la pérdida de la preñez, que si el diagnóstico de ésta se realiza alrededor de los 35 a 40 días, se considera que aproximadamente el 10% de éstas vacas tienen pérdidas de gestación desde la fecha del diagnóstico hasta el parto.

 

Así las cosas, hay lugar a señalar las principales causas que ocasionan  la pérdida de la preñez, las cuales son:

 

1. ENFERMEDADES.

 

Son tres los principales grupos de enfermedades que aquejan a los bovinos y dan lugar a la pérdida de preñez. En primer lugar están las enfermedades virales como IBR, DVB, PI3, cuyos efectos repercuten directamente en el desarrollo de la preñez. Una segundacausa son las enfermedades bacterianas como lo son la brucellosis, leptospirosis, haemophilus, ureaplasma. Y finalmente se registra que los protozoarios  como neospora, pueden también dar lugar a dicho fenómeno que se estudia en el presente texto.

 

2. NUTRICIONALES.

 

Las pérdidas de condición corporal repercuten directamente en la pérdida de preñez, pues si la vaca pierde 1 punto en la calificación en la escala de las 5 en la BCS, el riesgo de pérdida de gestación aumenta de manera considerable, llegando a ser 3 veces más que de lo corriente. 

 

Cuando se pierde más de 1 punto en la calificación, es evidente que el balance energético es negativo y por lo tanto la movilización de reservas hace que se pierda grasa, lo cual guarda relación con el comportamiento hormonal del animal,  ya que las hormonas que mantienen la preñez tienen todas ácidos grasos en su núcleo.

 

3. CONDICIONES AMBIENTALES.

 

Tanto el exceso de lluvia como el de calor son causas de la pérdida de preñez, ya que, a más de secuelas que de ello puedan devenir, ésta se ve afectada, por un lado por el estrés que esto les genera a los animales, y por el otro, por las demás enfermedades que a dichas condiciones se encuentran asociadas.

 

4. MASTITIS.

 

La relación entre mastitis y pobre comportamiento reproductivo está comprobada desde hace muchos años.

En principio las vacas muestran pobre fertilidad pero también pueden ocasionar pérdidas fetales debido a la gran liberación de prostaglandinas generadas por el proceso infamatorio.

 

Es una regla que indica que si hay problemas de mastitis, hay también una pobre reproducción en el hato.

 

Un estudio de 1999, al evaluar el riesgo de aborto con mastitis en 2087 vacas preñadas, arrojó como resultado el aumento en un 2.7 para el grupo de vacas que presentaron un episodio de mastitis durante dicho estudio.

 

 

5. TÓXICOS.

 

Los más comunes son los nitritos y el gosipol, el primero causa un proceso de hipoxia  fetal y una gran reacción inflamatoria con liberación de prostaglandinas, mientras que el segundo es tóxico para  los embriones (semilla de algodón).

 

6. PRODUCCIÓN LACTEA.

 

Las vacas con alta producción láctea son más susceptibles a tener problemas con el mantenimiento de la preñez. Esto está relacionado con la velocidad de metabolismo hormonal. Los últimos estudios en vacas de alta producción muestran que las vacas altamente productoras metabolizan más rápidamente no solo los componentes de la dieta, sino también  las hormonas, lo cual suele generar caos hormonal relacionado con baja fertilidad y pérdidas de gestación alta.

 

En conclusión, se puede ver con claridad que el problema de la pérdida de la preñez es una cuestión multifactorial, frente a la cual, no hay propuesta o vacuna milagrosa que de lugar a la solución inmediata de la problemática, sino que por el contrario, al revestir tal calidad, es necesario trabajar en los puntos clave de manejo, y atender con especial atención los problemas de mastitis y nutrición que, acompañados con un adecuado programa de vacunación asistido por el veterinario y consiente de las condiciones en las que se encuentra el animal, permite mejorar el estado de cosas en materia de pérdida de la preñez.

 

Finalmente, resulta preciso recordar, que aún cuando el estado de salud del hato y el manejo de éste mismo sea muy bueno, en las condiciones actuales es impensable esperar un porcentaje de pérdidas inferior a un 15% a 20% en las ganaderías de leche.

 

Articulo exclusivo de Asonormando- para su reproduccion total o parcial se debe solicitar autorización y respetar los derechos de autor.

 
 
Formulario de Actualización de Datos Pólitica Proteccion de Datos
 

Calle 120 No. 45A - 06 || Tels: (071) 805 25 22 - 612 94 88 / 89 / 93
Copyright © 2018 Asonormando Todos los Derechos Reservados Agencia de diseño WEB : Dyservet.com Dyservet.com